Allepuz

En agosto de 2018, dentro de la semana cultural se realizó un recorrido de los escenarios de los enfrentamientos y de los restos de trincheras defensivas construidas por el ejército republicano.

http://altoalfambra.blogspot.com/l

Castellote

Cueva de Cambriles

Durante la Guerra Civil, 22 hombres de 8 pueblos nacionalsindicalistas, al no poder unirse al ejército sublevado se escondieron el la cueva.

Peregrinaciones al Pilar. Hoy llegan los supervivientes de la cueva de Cambriles.” Así encabezaba El Noticiero de Zaragoza su página 7 el 12 de septiembre de 1939. Y continuaba la entradilla: “Vivieron en una cueva en la cima de un monte para esquivar la persecución roja.—Constituyeron una hermandad titulada La Caverna”. El artículo, sin firma, no duda en calificar a los peregrinos de “bravos y leales robinsones de la zona roja.” A continuación, el anónimo periodista describe la cueva como “un nido natural de águilas y de buitres en uno de los picachos más altos de Ladruñán, en el término judicial de Castellote.”

Desde Ladruñan y justo antes de entrar en la población saldrá un camino a nuestra izquierda en dirección La Algecira, lo tomaremos y conduciremos por esta pista unos 1.200 metros hasta que salga un desvió a nuestra mano derecha señalizado hacia algunas de las masías existentes entre ellas El Latonar. Cogeremos esta pista en perfecto estado y conduciremos por ella 2.200 metros donde en una ampliación de la pista a mano izquierda podremos dejar el vehículo. Desde este punto y en los acantilados que tenemos a nuestra derecha, podremos ver a unos diez metros de altura diversas oquedades muy concentradas en un solo punto, es ahí donde tendremos que subir. Para la ascensión no hay ninguna senda habilitada.
La cueva Cambriles, está situada la última de nuestra derecha, las grandes oquedades de nuestra izquierda claramente identificables por el árbol que crece al lado de ellas no son. Los quince metros de escalada, son realmente fáciles donde en ningún momento faltan las presas tanto para las manos como para los pies pero no deja de ser una ascensión vertical de riesgo.

http://www.territorioteruel.com/senderismoDet.php?id=30 h

Dos Torres de Mercader (Pedanía de Castellote)

Se está trabajando en la limpieza y recuperación de trincheras en dos lomas enfrentadas, y en la limpieza del camino que conecta el pueblo con las trincheras Una iniciativa vecinal, ha conseguido rehabilitar varias trincheras y parapetos utilizados durante la Guerra Civil por el bando sublevado. A partir de ahora estas trincheras podrán ser visitadas gracias a la labor de los vecinos, quienes además de restaurar los parapetos, han limpiado y habilitado un camino que recorre algunos de los puntos neurálgicos del municipio. Pese a que todavía quedan varios puntos por señalizar, algunas zonas están balizadas y en el futuro contará con un recorrido de 12 kilómetros.

https://www.facebook.com/pg/dostorresdemercader/posts/

Fortanete

Tras la Senda de los Maquis (PR-TE 85 y GR 8)

Fortanete – Masico La Pez – Campamento Maquis

Por la calle del Loreto de Fortanete llegamos al GR 8, que se dirige a Valdelinares y a la Iglesuela del Cid. Alcanzamos pronto la ermita del Loreto y por una pista forestal cruzamos el barranco del Horcajo y nos dirigimos por el GR 8 a Valdelinares. En el desvío con el PR-TE 85 abandonamos el GR y nos dirigimos hacia el Masico La Pez, donde giramos a la derecha. En breve nos encontramos con los restos de los efectos de un tornado que pasó por esta parte de Fortanete en el año 2000. Una vez atravesado el espeso pinar, seguimos las marcas que nos llevan hasta el campamento donde probablemente se refugiaron los maquis.

Iglesuela del Cid, La

Combates ocurridos en el vértice Barragán:

“ (…) Desde el 4 de este mes1 la agrupación de divisiones de García Valiño partió al asalto de las posiciones de Cantavieja e Iglesuela del Cid, defendidas por el XXI Cuerpo de Ejército al mando de C. Errandonea Fue necesario la acción cooperada de las fuerzas de Aranda por la costa y de Valiño, que tras dura batalla en el Vértice Barragán, incluso luchando a bayoneta, utilizando aviación nacional, tomando la localidad no antes coronar la Peña de Morrón, muy defendida estratégicamente, con peligrosidad para las fuerzas nacionales, por metralletas.