El Burgo de Ebro

Loma atrincherada

Lat= 41.5355680904; Loo-0.695979692088 Lat= 41.53389; Loo-0.69361

Dificil acceso Desde Zaragoza. Tomar la Autovía del Nordeste (A-2) dirección Barcelona. A la altura de Alfajarín tomar la Nacional II hasta llegar al desvío para ir El Burgo de Ebro y Belchite. Después de pasar la rotonda que da acceso a la N-232 , tomar la salida dirección Belchite e incorporarse a la A-222, a pocos metros se encuentra el vestigio que es visible desde la carretera. Actualmente se puede aparcar el coche al lado de la casa abandonada situada cerca de los vestigios. Conjunto compuesto por ramales de trincheras situados en la parte izquierda de la carretera y que se prolongan varios kilómetros. Las trincheras dominan la carretera A-222. Algunas partes de las trincheras son bastante profundas y en ellas existen algunos pozos de tirador. Quedan restos de obra, que debieron de pertenecer a un poco de tirador, pero muy mal conservados

Zona de vida compuesta por una cueva, una casa, situada al lado de la cueva, y una zona de vida situada detrás de la cueva y entre la cueva y la garita. Desde la garita, situada al lado de la A-222 se vigilaba el acceso por la carretera. La zona está poblada por vegetación, aunque se puede observar la zona donde estaban las tropas, sobre todo, detrás de la cueva, donde existen abrigos situados al lado del camino rural. La cueva está en malas condiciones, al igual que la garita o la casa. Aún así, es interesante observar la zona y, sobre todo, ver dónde estaban las demás posiciones.

Lat= 41.53417; Lon -0.69778

Hospital Bunker rectangular

Lat= 41.53806; Loo -0.69694

Bunker de forma rectangular, construido en hormigón. Situado actualmente a ras de suelo muy cerca de la carretera. A-222. Desde el bunker se domina el acceso por carretera. El estado de su conservación es bueno, pero se halla enterrado y solo se puede ver la estructura superior.

Hospital Búnker Circular

Lat= 41.5375; Loo -0.6975

Búnker de forma circular, construido en hormigón. Situado en la mitad de una pequeña loma. Es de pequeñas dimensiones y desde el mismo se controla el acceso por carretera. Asimismo, está cerca de las trincheras que dan acceso a otro fortín situado en la misma loma. El búnker se encuentra en buen estado, aunque el acceso al interior no es posible por estar enterrado. La bóveda del fortín circular tiene la inscripción en el cemento: « Los Leones”

Fortín con tunel y trincheras

Lat= 41.53761 ; Loo -0.69806

Conjunto compuesto por ramales de trincheras que bordean parte de la loma. Las trincheras, estrechas y de apenas medio metro de profundidad , conectan el búnker circular con la parte posterior de la loma y el fortín con túnel edificado en el lateral oeste. El fortín, de grandes dimensiones, se puede visitar aunque llega un punto que está cegado. En él se pueden observar las diferentes posiciones de tiro y el dominio que se tenía de la zona. Desde el mismo se vislumbra el vivac, situado a medio kilómetro, las trincheras situadas en la margen izquierda y el acceso a la zona por la carretera

Bunker del ferrocarril

Acceso muy difícil Lat= 41.545, Lon -0.69444 Desde Zaragoza. Tomar la Autovía del Nordeste (A-2) dirección Barcelona. A la altura de Alfajarín tomar la Nacional II hasta llegar al desvío para ir El Burgo de Ebro y Belchite.
Fortín tradicional de tipo pelotón con forma rectangular y dos anexos circulares (nidos de ametralladora), y dos entradas. Su construcción, en cemento armado, resulta básica para soportar los impactos de fusileria y explosiones de artillería. En las dos entradas se inscribe « Los Barbis », que fueron los responsables de su construcción. Se halla al lado de la vía de ferrocarril, a escaso metro y medio y actualmente se halla pegado al acceso a una rotonda que se ha realizado en la nueva variante de la N232 , por lo que su acceso es muy complicado, además de peligroso, pues para verlo hay que pasar las vías del tren. Asimismo, parte del vestigio se halla pegado a un muro que se ha levantado para efectuar el acceso a una rotonda y por lo tanto no se puede ver en su conjunto. (Martínez de Baños y Pérez, 2008, p. 98).

Fuentes de Ebro

Lomas atrincheradas con mal dibujo. Han sido muy alteradas por las obras de alrededor, y sin embargo aún se aprecian dibujos de trincheras, pozos de tirador y algún abrigo cubierto. Formaban parte del conjunto defensivo del ejército sublevado, donde hubo muchos combates. Junto con Quinto constituía el extremo más oriental de la línea de contacto. Por aquí incidió con gran empuje la ofensiva republicana de 1937, que llegó por la otra orilla del Ebro.

Rodén

El Pueblo viejo de Rodén se asienta sobre un montículo de 300 m. de altitud, desde el que se divisa el valle del río Ginel, que, a escasos metros al noreste de la localidad, desemboca en el río Ebro. En forma escalonada, se organizan sus casas e inmuebles. Rodén Viejo es uno de los seis pueblos que en España no fueron reconstruidos al finalizar la Guerra Civil, sino que se optó por la construcción de uno nuevo junto al devastado. No queda muy claro lo que sucedió en Rodén. Si resultó bombardeada por aviones, arrasada por la artillería o sus casas asaltadas para llevarse materiales con los que construir trincheras en el frente. Lo que sí es seguro es que sus edificios fosilizados en el tiempo conforman un paisaje que ha sido declarado Bien de Interés Cultural.

Jaulín

Los fortines 1, 2, 3 y 5 son de entidad pelotón, 11 hombres, con nidos de ametralladoras. El número 4 es un asentamiento artillero, para dos piezas, con sus respectivos polvorines, es más grande que los anteriores y con un nido cubierto de ametralladoras. Todos están cubiertos, excepto el quinto, donde se ha derrumbado parte de la techumbre. Todos tienen dos accesos excepto el 3 que solo tiene uno. Los 1, 2 y 3 tienen ramales que finalizan en sendos pozos de tirador. En las números 2 y 5 hay escritos en los dinteles sendas leyendas. En dos de ellas pone quién los construyó: LOS BARBIS; debajo: II Año triunfal. Su entorno fue recuperado con el programa Amarga Memoria del Gobierno de Aragón. Todos están a caballo de la carretera, se llega muy bien a todos.

Mediana de Aragón

Loma atrincherada

Conjunto defensivo sobre lomas muy atrincheradas. También se intuye gran cantidad de posibles cuevas y zonas de vida. La zona está llena de cráteres (impactos de artillería) y hay muchos restos de metralla y cristales. Hay unas que dirigen sus fuegos al oeste y otras al este. Posiblemente fue la línea defensiva nacional en la ofensiva sobre Zaragoza de agosto de 1937. Y seguramente luego fueron ocupadas por los republicanos cuando conquistaron Belchite y alcanzaron las cotas del Vértice Sillero. El punto de observación y visita se realiza a unos 3 Km de Mediana de Aragón, tomando la carretera A222 hacia Belchite.

A la derecha aparece, en paralelo, la antigua carretera de Belchite. Hay que entrar en ella. Tras recorrer un centenar metros dejamos el vehículo a la sombra de los únicos árboles que hay. Una vez aparcado, nos adentramos en el campo, andando perpendicularmente a la carretera.

Antiguo molino

Cuartel del Ejército Popular de la República

Ermita de la Magdalena

Conjunto defensivo sobre lomas muy atrincheradas. También se intuye gran cantidad de posibles cuevas y zonas de vida. Zonas excavadas en el suelo que bien pudieron ser refugios y zonas de vida. Por su orientación posiblemente republicanas. Es una zona donde se libraron duros combates en la ofensiva de 1937 sobre Zaragoza. La ermita fue muy disputada al tener una caudalosa fuente de agua. Fue reconstruida en 1944 por “Regiones Devastadas”.

Villamayor de Gallego

La posición se estructura en dos unidades defensivas enlazadas por un largo ramal de comunicación, trazado en zigzag, de 135 m de longitud. En la base de la loma, a retaguardia, hubo dos áreas de vivac unidas a la posición mediante unos 60 metros de largo. También se aprecian restos de abrigos cubiertos, pozos de tirador, nidos de ametralladora y aljibes.
Trincheras de Los Petrusos

Zaragoza

El ayuntamiento tiene en marcha un estudio para la catalogación de todos los lugares de memoria y confeccionar una guía y señalización de ellos realizado por la Universidad de Zaragoza.

Palacio de la Alfarería Sirvió como prisión militar durante los primeros meses de guerra. Y sirvió como almacén para los 40.000 fusiles usados por los sublevados.

Carcel de Predicadores

El Palacio de los Villahermosa, desde mediados del siglo XIX, hacía las funciones de prisión, pero se dejo de utilizar en 1928. De nuevo fue utilizada desde abril de 1939 como cárcel de mujeres, muchas de ellas con niños y por motivos políticos, entre 1940 y 1941 muchas de ellas fueron trasladadas a la Prisión Habilitada “Las Claras” de Barbastro dejo de funcionar como cárcel en 1954

Cementerio de Torrero

Rutas culturales, El cementerio, Un lugar de Memoria

https://www.zaragoza.es/ciudad/cementerios/torrero/memorial_introd.htm

LUGAR DE EJECUCIÓN

La mayoría de las ejecuciones se llevaron a cabo en la tapia trasera del Cementerio, junto al mausoleo de Joaquín Costa, en un rito que se repitió hasta agosto de 1946. Los reos procedían de la cercana y entonces nueva cárcel de Torrero, que había sido inaugurada por el dictador Miguel Primo de Rivera en octubre de 1928, y eran trasladados hasta esa tapia de madrugada en una camioneta. Un sacerdote les acompañaba y eran colocados, atados, en fila mirando a la tapia. Tras ser derribados por los tiros del pelotón de fusilamiento, el sacerdote les daba la absolución y la extremaunción, antes de que el teniente de turno se acercara y les descargara el tiro de gracia.

https://www.zaragoza.es/ciudad/cementerios/torrero/lugar_ejecucion.htm

FOSAS PARA LAS VÍCTIMAS
Los cadáveres de la mayoría de las personas fusiladas en la tapia trasera del Cementerio, junto al mausoleo de Joaquín Costa, fueron enterrados en este lugar, bajo el andador de la manzana 4, en dos grandes zanjas de 500 metros de longitud y 2 y 4 metros de anchura. Apenas tres semanas después de la sublevación militar, el 5 de agosto de 1936, cuando decenas de personas ya habían sido asesinadas, García Belenguer, concejal del nuevo Ayuntamiento nombrado por los militares rebeldes, solicitó, como puede leerse en el Acta de la sesión de ese día, que fueron llevados compresores al Cementerio para verificar con mayor rapidez los trabajos de aperturas de zanjas.
Las víctimas yacieron aquí, olvidadas, y sin que ninguna autoridad hiciera nada por desenterrarlas y darles una digna sepultura, hasta febrero de 1979, cuando comenzó la exhumación de los restos, que se encontraban en cajas amontonadas una encima de otra, en varias hileras. Había restos de aproximadamente 2.700 víctimas, fusiladas durante la guerra y la posguerra. Todos ellos, menos los restos de 175 navarros y riojanos asesinados por falangistas en la Segunda Bandera de la Legión Sanjurjo, que pudieron llevárselos sus familias tras la exhumación autorizada por el entonces alcalde Miguel Merino, fueron trasladados a una fosa común en el andador de los caídos.

https://www.zaragoza.es/ciudad/cementerios/torrero/fosas.htm

MONUMENTO A LOS MUERTOS POR LA DEMOCRACIA

Aquí reposan los restos de unas 2.500 personas fusiladas fueron trasladados a esta fosa común, enterrados de nuevo en silencio. Ramón Sainz de Varanda, el primer alcalde elegido democráticamente tras la muerte de Franco, quiso rescatar a todas esas víctimas del olvido y ordenó erigir este monumento, inaugurado el 1 de noviembre de 1980, en recuerdo a cuantos murieron por la Libertad y la Democracia, 1936-39 y postguerra.

https://www.zaragoza.es/ciudad/cementerios/torrero/monumento.htm

MEMORIAL: A LAS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA FRANQUISTA

El 25 de septiembre de 2009 el Ayuntamiento de Zaragoza acordó por unanimidad erigir el memorial donde figuran los nombres de 3.543 victimas

https://www.zaragoza.es/ciudad/cementerios/torrero/victimas.htm

CAPILLA DE LOS CAÍDOS .
El 14 de julio de 1942, el Pleno Municipal acordó construir una capilla religiosa y dos manzanas de nichos, una a cada lado, para honrar de forma conjunta a los que murieron en la Gloriosa Cruzada. Las obras se adjudicaron un año después y, por problemas presupuestarios, no finalizaron hasta 1945. Los gastos de exhumaciones y traslados a los nichos corrieron por cuenta de la Corporación. Los restos de casi todas esas victimas, 3.560 exactamente, fueron llevados en los primeros meses de 1961 al Valle de los Caídos, que había sido inaugurado dos años antes, el 1 de abril de 1959.

MONUMENTO A LOS CAÍDOS
En Zaragoza, en 1941, el alcalde Francisco Caballero propuso eternizar el recuerdo de nuestros mejores y un año después, la Corporación Municipal convocó un concurso de anteproyectos para la realización de ese monumento funerario. Tras varios proyectos inviables, dada su ambiciosa y carísima construcción, el monumento, rematado por una gran cruz, se terminó en 1954 y se colocó en la Plaza del Pilar, dedicado A los héroes y mártires de Zaragoza. Caídos en la Cruzada de Liberación 1936-1939. Allí, cada 20 de noviembre, hasta el final de la Dictadura, se celebraba un acto de homenaje a los caídos en la Cruzada, en el que participaban las principales autoridades del Movimiento Nacional. En 1990, con motivo de la remodelación de la Plaza del Pilar, la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza propuso conservar el monumento y trasladarlo a este lugar de acceso principal al Cementerio de Torrero.

Carcel de Torrero

Actualmente, sólo quedan los restos de la zona administrativa de lo que fue la Prisión Provincial de Zaragoza, también conocida como cárcel de Torrero Inaugurada el 5 octubre de 1928, estaba diseñada para acoger a unos 160 hombres y no más de una docena de mujeres. Las masivas detenciones realizadas por las fuerzas insurgentes en la retaguardia insurgente durante las primeras semanas de guerra, y el traslado de muchos de los detenidos a la cárcel de Torrero, fue la causa del gran incremento de la población reclusa que se experimentó en esas primeras jornadas de guerra. En septiembre de 1936 más de mil presos se hacinaban en la prisión. La cifra descendió hasta los 666 presos de enero de 1937 y en los meses siguientes continuó incrementándose llegando a los 4.037 presos, hombres y mujeres, de marzo de 1939. En los meses siguientes la cifra siguió aumentando, llegando a superar la cifra de 4.500 hombres recluidos en septiembre de 1939.

San Juan de Mozarrifar

El campo de concentración de San Juan de Mozarrifar estaba ubicado en el edificio de una antigua Papelera Las Navas, en la orilla del Gállego. En los primeros meses de 1938 comenzó a recibir prisioneros y complementaba al ya existente en San Gregorio, el cual, se había quedado pequeño para albergar a los cientos de prisioneros de guerra que llegaban desde el frente. En diciembre de 1939, después de ser desalojada de prisioneros de guerra, los barracones que antes eran destinados como campo de concentración, al pasar a la Dirección General de Prisiones, comenzaron a ser utilizados como Prisión Habilitada. Había 9 salas y unas 6 celdas. entre los 1500 o 2500 reclusos. La Prisión Habilitada de San Juan de Mozarrifar fue clausurada en octubre de 1943.

Zuera

Vertice Valseca

Posición del ejército sublevado. Formaba parte del despliegue que defendía a Zaragoza. Frenaron el avance republicano entre los días 24 al 30 de agosto de 1937.Los entornos están ocupados por pinares y todo el resto es campo de labranza.